Las transformaciones y el dinamismo del mundo laboral requieren de personas con perfiles integrales, que cuenten con capacidades técnicas como así también con habilidades socio-emocionales o blandas.
Estas últimas se refieren al desarrollo de ciertas aptitudes como son: la comunicación, autonomía, trabajo en equipo, liderazgo, creatividad, entre otras, las cuales promueven al buen clima laboral y el desempeño efectivo de los/as trabajadores/as.

Mostrando 1-5 de 5 resultados